ARCO: una feria de arte para aprender y disfrutar

IMG_0742

En gran parte las ferias de arte contemporáneo se perciben como un evento “distinto y exclusivo” por la mayor parte del público.  Excepto para  aquellos que están acostumbrados a “relacionarse” con este tipo de arte ya sea por afición, formación, profesión o snobismo, el resto de públicos permanece ajeno a estos escenarios que muestran la creación contemporánea en estado puro.

En el mundo del arte existen dos mundos paralelos que se miran pero que no se tocan, que se admiran e inspiran mutuamente pero que no se mezclan bajo ninguna circunstancia. Por un lado tenemos a los amantes de museos que visitan exposiciones permanentes de carácter enciclopédico o exposiciones temporales que rememoran la gran obra de tal o cual artista. Frente a estos conviven otros amantes mas dinámicos, menos conformistas, mas volcados en la novedad, o en el cuestionamiento y experimentación en el terreno de la creación artística.

El primer grupo que podemos denominar “clásico”, tiene su propia concepción de lo que es Arte, y esa definición en muchos casos alcanza solo  hasta las manifestaciones artísticas de comienzos del siglo XX. Lo que viene después ya no es Arte, es otra cosa….

Para los segundos, que denominamos “modernos”, el Arte como tal es el del presente desligado de corsets, normas taxativas y contornos académicos que dejaban fuera del concepto manifestaciones creativas del genio humano que son dignas de valorar y admirar.

En este status quo, nada que tenga que ver con el arte denominado contemporáneo será valorado y tenido en cuenta por los clásicos que consideran que cualquier “arte pasado fue mejor”.

Esta situación indica un hecho: no formamos, ni enseñamos ni educamos los clásicos paladares artísticos. Hay muchos públicos para recuperar e incorporar al campo del arte contemporáneo. Debemos buscar la manera de atraerles de manera paciente, progresiva y suave mostrando una guía para poder entrar sin “complejos” en este mundo de arte en el que todo en principio vale.

Cuando se organizan estas ferias o encuentros raramente se piensa en acciones educativas que busquen al que no esta, al que no transita por la creación contemporánea.

Este año en ARCO me he llevado varias sorpresas agradables, entre ellas no solo ha estado conocer el espacio de ARCO-kids pensando para los más pequeños en formato taller y kindergarten, sino visitas de estudiantes de diseño, arte etc acompañados de sus profesores, jóvenes discutiendo tal o cual obra etc. Aunque se trata de vender y mostrar, hay que enseñar al que no sabe….Echo de menos ofrecer visitas educativas para adultos centradas en ir educando el paladar del que solo cree que puede admirar un solo tipo de arte. La capacidad del hombre de entender y captar la creatividad ajena es inmensa, y todo el mundo es capaz de disfrutar de una manera o de otra, solamente hay que crear la oportunidades necesarias y oportunas para “los otros”.

IMG_0781

Desde la experiencia que nos ha proporcionado la visita guiada a ARCO estos días, sentimos que se pueden despertar las mentes acostumbradas a lo evidente  que reaccionan de manera positiva  y creativa a las propuestas actuales.

Para nosotros esta vía es un camino, una obligación casi como la de enseñar el ABC al que no escribe ni lee. Hay que invertir para recoger. Esperamos que el año que viene podamos de nuevo ir incorporando “nuevas miradas” y “nuevos curiosos” que experimenten sensaciones artísticas nuevas que luego puedan colocar en su propio mundo particular.

Compártelo en:

Leave a Comment