Os mostramos la visita realizada por la ONCE a la colección de Cornelis Zitman

«No puedo dejar de tocar las estatuas. Vuelvo los ojos y mi mano continúa sola

sus descubrimientos: el cuello, la cabeza, la nuca, los hombros… Las

sensaciones afluyen a la punta de mis dedos. No hay una que no sea diferente,

de forma que mi mano recorre un paisaje extremadamente variado y vivo»

(Jean Genet, L’Atelier d’Alberto Giacometti).

Compártelo en:

Leave a Comment