Rotkho en el Museo Reina Sofia: colección del Kunstmuseum (Basilea)

 

rothko

En la exposición de obras del Kunstmuseum que puede verse hasta el mes de septiembre en el museo Reina Sofía de Madrid, destaca uno de los cuadros negros de Rothko. Recordemos un poco sobre su obra y su visión del arte tal y como explica EducaThyssen:

Rothko amaba la música, es más, la necesitaba. Mientras pintaba, escuchaba preferiblemente a Mozart. Desde luego la música del periodo clásico expresa a su manera la inmensidad del espacio, lo que no impide que, como ya dije, el espacio de esta obra de Rothko me remita en primera instancia al silencio.

El color es el protagonista de la obra de Rothko a partir de finales de los años cuarenta, pero no parece que él estuviera muy de acuerdo con esta idea. He aquí lo que declaró a Selden Rodman en una entrevista: “Por lo demás, puede aclarar otra cosa: no soy un artista abstracto… No me interesa la relación entre color y forma ni nada por el estilo. Sólo me interesa expresar las emociones humanas más elementales. La tragedia, el éxtasis, la fatalidad del destino y cosas así. El hecho de que muchas personas se desmoronen y lloren al verse confrontadas con mis cuadros demuestra que consigo expresar este tipo de emociones humanas elementales… La gente que llora ante mis cuadros vive la misma experiencia religiosa que yo sentí al pintarlos. Y si usted, tal como ha dicho, sólo se siente atraído por sus relaciones de color, entonces se le escapa lo decisivo”.

Compártelo en:

Leave a Comment